SALCHICHA COCIDA
“Recuperando la dignidad”

Salchichas

Hace mucho tiempo que las salchichas no tienen muy buena reputación. ¿Cómo saber cuáles son las salchichas de calidad?
La mayoría tiene un aporte nutricional muy deficiente: pocas proteínas y mucha grasa, utilizando las partes menos nobles del cerdo. Afortunadamente, hoy en día, hay una pequeña esperanza, un rayo de luz, para los amantes de las buenas salchichas. Sólo quedamos unos pocos que hacen salchichas saludables, queriendo recuperar la dignidad de este producto.

 

Degustación

Vista: al ver nuestras saltxitxas, lo primero que se aprecia es la irregularidad de la forma y el modo que están maniatadas. Por lo tanto, todas las salchichas son diferentes en tamaño.

Tacto: no utilizamos colágenos para solidificar. Sólo carne, grasa y agua. Se obtiene una emulsión como en la mortaleda.

Olfato: no huele raro, transmite ese olor a limpio e higiene en la nariz.

Gusto: cada saltxitxa tiene diferentes especies, así, cada clase obtiene su identidad propia: perejil, comino, limón, piparra de Ibarra, queso de Idiazabal, jenjibre, flor de maris, cilantro, cardomomo, cebolla…

Defendemos la dignidad de la saltxitxa, sin ninguna proteína adicional (sólo propia), consiguiendo una emulsión técnicamente difícil.

* Producto sin alérgenos.